Tips para estudiar la guitarra de forma organizada

Por Gustavo Morais

Si ya tocas la guitarra o decidiste comenzar a aprender, puede que estés buscando una metodología de estudio eficaz. Pensando en esto, separamos algunos tips para estudiar la guitarra y ayudarte a organizar tu aprendizaje.

¡Prepárate para elevar tu nivel de experticia en las seis cuerdas aún más rápido!

Persona tocando la guitarra acústica

Tips para estudiar la guitarra de forma eficaz

Es necesario reservar un tiempo en el día para estudiar la guitarra porque es esencial tener una práctica musical cotidiana. Teniendo en cuenta tus compromisos diarios, trata de elegir un horario en el que consideres que tienes un mejor desarrollo en tu aprendizaje.

El tiempo es relativo y cada día puede cambiar. Por lo tanto, es un buen comienzo si consigues reservar al menos 30 minutos al día para estudiar la guitarra con tu teoría y técnicas musicales. A medida que vayas avanzando en los ejercicios, podrás aumentar el tiempo de estudio.

Elige un buen lugar para estudiar la guitarra

Elige un lugar bien ventilado, bien iluminado y tranquilo. Utiliza una silla cómoda y adecuada. Para mantener la concentración, intenta evitar los chats, las redes sociales y dejar el celular en modo silencioso. ¡Los likes en Instagram o Facebook, así como los mensajes del grupo en WhatsApp, pueden esperar!

Calienta las turbinas

Antes de empezar a estudiar la guitarra, es importante estirar el cuerpo. De este modo, aliviarás algunas tensiones que pueden interferir en tu rendimiento, así como en la sonoridad del instrumento.

Otra práctica fundamental es el calentamiento, que puede realizarse con algunos ejercicios motores a baja velocidad. Pero ten cuidado para que el calentamiento no se convierta en la base más importante de tu estudio. Según el músico Vinicius Dias, instructor de Cifra Club, “el calentamiento debe ser una parte mínima del tiempo que la persona pasa con el instrumento en la mano. Yo lo hago en 10 minutos, más o menos”, concluyó.

Elige qué estudiar

Para estudiar la guitarra, puedes organizar tu aprendizaje dividiéndolo en las siguientes categorías:

Ejercicios motores y técnicos:

Este es un tipo de ejercicio orientado a trabajar los músculos involucrados en cada movimiento y sus reflejos. Son ejercicios que trabajan la técnica.

Algunos ejemplos son: digitaciones, ligaduras (hammer-on, slide, pull-off), técnicas de la mano derecha (pizzicato, alternate picking, hybrid picking, finger picking, sweep picking, rhythmic takes), entre otros.

Persona practicando las técnicas en su guitarra acústica

Al principio, lo ideal es priorizar la búsqueda de un sonido más limpio y nítido. La velocidad la conquistarás con la práctica. Recuerda: la técnica está al servicio de la música, ¡y nunca lo contrario!

Teoría musical:

Tocar con más personas siempre es divertido, pero es importante saber qué estás haciendo en el instrumento. Y es ahí donde entra el estudio aplicado de la teoría musical, que te ayudará a comprender conceptos aplicables a la creación de líneas de acompañamiento, armonización, composición de solos e improvisaciones, entre otros. Combinar el estudio de la teoría musical con el estudio de tu percepción auditiva es un termómetro para que pueda medir tu evolución.

Repertorio

Según la sabiduría popular, “no se puede empezar una casa por el tejado”. Por lo tanto, debes tener cuidado al elegir tu repertorio de estudio.

Lo ideal es elegir algo que te desafíe, te motive y te impulse a desarrollar tu técnica, digitación, sonido y división rítmica. Por eso, un principiante no tiene que empezar necesariamente con el clásico “Cumpleaños feliz”, pero puede empezar con canciones que tengan de dos a cuatro acordes.

Es muy recomendable estudiar la canción por partes, es decir, empezar por la intro y pasar a la primera parte solo cuando la intro suene bien. Si estudias la canción por etapas, irás juntando las partes y finalmente tendrás la canción en la punta de los dedos.

Cómo tocar la primera canción en la guitarra. Video subtitulado en español, ¡actívale los subtítulos!

Atención: ¡no te desanimes por los niveles de dificultad de la canción! Y recuerda que cada uno tiene su propio tiempo. Así que puede ser que tu amigo aprenda a tocar antes que tú y viceversa. Tómate tu tiempo para tocar tu repertorio personal con naturalidad. A medida que practicas, es natural que las notas y los acordes pasen más rápidamente de los oídos a los dedos.

Si llegaste hasta aquí es porque te interesan los tips para estudiar la guitarra y buscas aprender cada día más, ¿verdad? ¿Qué tal, entonces, estudiar conceptos más específicos de la guitarra?

¡Bend up y buen estudio!