¡Aprende cómo usar el metrónomo con 3 ejercicios!

Por Gustavo Morais

El metrónomo es para el músico como un par de zapatillas es para un atleta. Reconozco que la comparación es un poco surrealista, pero fíjate: estoy hablando de la herramienta que simplemente nos ayuda a mantener nuestros ritmos regulares cuando estudiamos música.

Además, es nuestro mejor amigo a la hora de hacer nuestras interpretaciones sobre la arquitectura de los arreglos musicales. Sin mencionar que es fundamental en las grabaciones y ensayos con una banda, porque nos ayuda a mantener un tempo estándar, es decir, un pulso regular a lo largo de toda la composición o de una de sus secciones.

El metrónomo es un accesorio fundamental para los músicos
El metrónomo no puede considerarse un enemigo de los músicos. (Reproducción/Internet)

Muchas personas, sobre todo las que están empezando a tocar, consideran el metrónomo un tabú. Esto se debe a los rumores sobre lo complejo que es utilizar este importante recurso. En este post, verás 3 ejercicios fundamentales para dominar el metrónomo.

Importante: antes de empezar a practicar, te recomiendo que tengas un metrónomo cerca. Cifra Club desarrolló varias aplicaciones geniales, entre ellas, un metrónomo digital 100% práctico, intuitivo y útil. Disponible para Android e iOS, este juguetito tiene un diseño enfocado en la usabilidad e incluso tiene una indicación visual para que puedas seguir los ritmos.

3 ejercicios para aprender usar el metrónomo

1. Entrena a una velocidad leve y realiza ejercicios sencillos

El primer paso es empezar con una base más sencilla. Para ello, ajusta el metrónomo a un tiempo entre 60 y 80 BPM. Luego, realiza ejercicios sencillos de Mecanografía Psicotécnica, que son los que hacemos para conseguir la independencia de los dedos de la mano izquierda.

¿Te acuerdas? Sí, me refiero a las famosas secuencias 1 2 3 4, por ejemplo. A medida que vayas calentando y adquiriendo confianza, pasa a otros ejercicios más difíciles. A continuación, te mostramos la secuencia completa de movimientos.

Ejercicio de independencia de los dedos de la mano izquierda
La tabla de ejercicios de mecanografía acompaña al músico durante toda su carrera. (Reproducción/Internet)

Recuerda que debes recorrer todo el diapasón del instrumento, así como todas las cuerdas, haciendo estas digitaciones. Luego de que el dedo 4 toque la 4ª casa de la última casa, el dedo 1 comenzará la secuencia desde la 2ª casa en dirección opuesta, y así sucesivamente.

Después de dominar esta tabla, intenta tocar alguna escala que conozcas en este tiempo más lento. También puedes tocar algún solo o riff que conozcas, pero siempre siguiendo el tiempo del metrónomo.

De hecho, puede parecer una tontería. Sin embargo, a medida que vayas practicando, notarás la enorme diferencia que este entrenamiento aporta a tu capacidad.

2. Reduce el tiempo del metrónomo

En este ejercicio, la propuesta es un reto. Para lograr un buen rendimiento, es necesario dejar de lado la eterna búsqueda por la velocidad, que llega con el tiempo y la capacidad de automatizar los movimientos, es decir, solo quien toca rápido toca lento. Dicho esto, harás exactamente lo contrario de lo que está acostumbrado a hacer:

  • Programa el metrónomo en un tiempo más lento, como 80 BPM, y ejecuta un ejercicio de tu preferencia (puede ser una escala, o la tablita del punto anterior).
  • Después de ejecutar el ejercicio con precisión, ¡no aumentes la velocidad! En esta fase, reducirás el ritmo a la mitad, es decir, el metrónomo debe estar en torno a los 40 BPM.
  • A continuación, repite el ejercicio a 100 BPM, y luego disminuye a 50 BPM.
  • Juega con las velocidades. 😉

El objetivo de este ejercicio es comprobar, a través del infalible metrónomo, si estás tocando las notas en el tiempo correcto. Es una forma de entrenar que te ayuda a desarrollar la precisión.

3. Identifica los puntos complejos de la canción

Además de ayudarnos a tocar las canciones con el ritmo correcto, el metrónomo es la herramienta que identifica las partes difíciles de la canción. Al fin y al cabo, cada canción tiene partes más fáciles y otras más complejas.

Niño estudiando los fundamentos de la guitarra acústica
Identificar la parte difícil de una canción es una tarea difícil, pero agradable. (Reproducción/Internet)

Una vez que aprendemos a utilizar el metrónomo, que nunca falla el tiempo, logramos ejecutar las canciones con ritmo, y también identificar las partes difíciles. Esto sucede porque, sin el uso del metrónomo, es natural que bajemos un poco el ritmo cuando llegamos a esos puntos más complejos de la canción. Sin embargo, cuando se activa el metrónomo, los puntos más difíciles se hacen más notorios.

Utilizando el metrónomo para entrenar la parte difícil de la canción

Para entrenar las partes difíciles de una canción con la ayuda de un metrónomo, debes aislar los fragmentos complejos y convertirlos en ejercicios.

Ejemplo: supongamos que estás estudiando una determinada canción y llega el momento de tocar la parte difícil. En primer lugar, es interesante que descubras el tiempo original de la canción. Para ayudarte en esta tarea, invito a mi querido amigo Vinícius Dias. ¡Actívale al video los subtítulos en español!

Una vez que hayas escuchado bien y descubierto el tiempo de la parte más compleja de la canción, seguirás el siguiente esquema:

  • Selecciona esa parte y practícala por separado con la ayuda de un metrónomo en tiempo lento;
  • A medida que la domines y sientas mayor seguridad, aumenta el tiempo;
  • luego, disminuye el tiempo y vuelve a tocarla.

Después de practicar los tres pasos anteriores, adquirirás precisión y tendrás una mayor capacidad para tocar la canción con el tempo adecuado.

¿Qué te parecería practicar también algunos ejercicios de púa alternada? ¡Ingresa al post!

Metrónomo a alta velocidad

Bueno… ya que llegaste hasta aquí, quiero cerrar nuestra conversación de una manera muy especial. Para ayudarme con este tema, ¡llamo al desafío dos expertos en el uso del metrónomo!

Por un lado tenemos al inigualable Vinícius Dias, músico e instructor de Cifra Club. Del otro lado del ring, tenemos al increíble músico y profesor Marco de Ros. Ambos aceptaron descubrir cuál de los dos toca más rápido! ¿Quién ganará el desafío? Dale play y comprueba el resultado:

Y tratando de alcanzar la velocidad de estas dos fieras, me despido. ¡Hasta la próxima! 😉